Registro Sanitario Nº C-12-000348

981 48 56 34

¿Qué es un diente muerto?

06-08-2019

Hablamos de diente muerto para hacer referencia a un diente cuyo nervio se ha necrosado (muerto) dejando de hacer sus funciones. Un diente está muerto cuando ya no fluye sangre por él. También se conoce como diente no vital. La pulpa comúnmente conocida como nervio del diente contiene los vasos sanguíneos y los nervios.

Esta necrosis suele ser secundaria a un traumatismo sobre el diente como un golpe, una caída e incluso hábitos repetidos de forma continuada en el tiempo como el apretamiento dental, morderse las uñas, cortar hilos con los dientes, etc …, que provocan una inflamación en el diente que puede desembocar en una inflamación irreversible.

Como consecuencia, el diente deja de responder a los estímulos externos como el frío, cursa con dolor o es asintomático y suele tener un color distintomás opaco y con tonalidades de fondo marrón-grisáceo.

Un diente que está muerto o necrosándose puede conducir a un nivel variable de dolor, desde ser casi inexistente hasta muy doloroso. Este dolor no proviene del interior del diente, realmente proviene de un conjunto de terminaciones nerviosas que rodean el extremo de la raíz del diente y que son extremadamente sensibles que forma el periodonto.

Si el diente está muerto, a menudo tendrá un color más oscuro, y es posible notar una decoloración amarilla, gris o negra. Este cambio de color se debe generalmente a que los glóbulos rojos se están muriendo. Esta decoloración se frena si se trata el diente, de lo contrario, irá en aumento con el paso del tiempo.

8. QUÉ ES UN DIENTE MUERTO imagen

Las dos causas principales de las necrosis dentales son la CARIES y los TRAUMATISMOS DENTALES.

La caries dental comienza en la capa más externa del diente, pero con el tiempo irá penetrando en capas más profundas. Si estas no se tratan, pueden llegar a la pulpa creando una vía para el paso de las bacterias que provoquen la muerte del nervio. La presión dentro de la pulpa aumentará, cortando el suministro de sangre y causando un dolor intenso y la muerte del nervio.

En cuanto a los traumatismos dentales, aunque al principio no se vean signos de alteración en el diente, a veces tras el golpe el nervio hace como un hematomase rompen los vasos sanguíneos provocando inicialmente un color rosado del diente y luego evoluciona hacia tonos más grisáceos. Una vez que esto se produce, el diente deja de ser vital, si pusiéramos un estímulo frío intenso en su superficie el paciente no notaría el cambio de temperatura.

El tratamiento de elección ante un diente no vital será la endodoncia, limpiar bien el nervio del diente eliminando todos los restos y desinfectando la raíz del diente, que a posteriori se rellenará con un material termoplástico y biocompatible, sellando bien la raíz del diente. Si al término de este tratamiento aún no hemos recuperado el color del diente, haremos un blanqueamiento interno de la corona del diente para terminar de blanquearlo.

No olvides la importancia de hacer las revisiones periódicas en tu dentista para mantener una buena salud bucal y poder detectar a tiempo cualquier alteración. Si necesitas ampliar información, no dejes de consultarnos, en Clínica Dental Couce atenderemos encantados todas tus dudas..

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Categorías

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las "cookies" de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information