Registro Sanitario Nº C-12-000348

981 48 56 34

¿Cómo afecta la fibromialgia a la salud bucodental?

01-08-2019

El término fibromialgia se refiere al dolor que afecta a los músculos así como al tejido fibroso (ligamentos y tendones). Es un tipo de un dolor que puede parecerse al originado en las articulaciones, pero no es una enfermedad articular.

Se trata de una enfermedad frecuente que padecen entre el 2-6% de la población, sobre todo las mujeres.

Además del dolor, otros de los síntomas más frecuentes son fatiga intensa, alteraciones del sueño, depresión, ansiedad, cefaleas, rigidez articular, sensación de inflamación en las manos y adormecimiento en extremidades.

Las personas que padecen algún tipo de enfermedad reumática, como la fibromialgia, tienen un alto riesgo de desarrollar problemas de salud oral. Debemos aclarar que no se trata de una enfermedad que afecte directamente a dientes, encías o lengua; muchos de los pacientes experimentan malestares faciales y en la mandíbula, dando origen a sintomatología en la región orofacial y en la dentadura.

Entre los síntomas más frecuentes destacamos los siguientes:

  • Xerostomía: este término se refiere a la sensación de sequedad bucal debido a una disminución del flujo salival, provocado por una alteración de las glándulas salivales.
  • Glosodinia o síndrome de boca ardiente: cursa con una sensación de quemazón y dolor de la mucosa oral, principalmente la lengua, pero también en paladar y labios. No se manifiestan lesiones evidentes en la cavidad oral. Tiene un gran componente psicológico.

Las causas de que aparezca la glosodina en un paciente con fibromialgia son el uso de medicaciones para el estrés, la ansiedad y la depresión; así como la propia xerostomía.

  • Bruxismo: se define como el hábito inconsciente de apretar y rechinar los dientes, que se produce durante la noche al dormir e incluso durante el día. Cursará con: 
  • Dolor mandibular provocado por la contracción prolongada en el tiempo de los músculos masticatorios.
  • Trastornos de la articulación de la mandíbula como dolor, limitación de la apertura y ruidos articulares.
  • Desgaste de los dientes, que provoca una hipersensibilidad dental ante los cambios de temperatura.
  • Dolor de cabeza y contracturas cervicales, generalmente ocasionados por una tensión continuada en los músculos masticatorios. 
  • Aftas: obviamente la fibromialgia no va a originar la aparición de aftas, sin embargo, los medicamentos para el dolor y la inflamación, así como los desequilibrios nutricionales, se ha visto que el paciente con dolor crónico en general, y el fibromiálgico en particular, debido a ese dolor tienen tendencia a alimentarse peor, mostrando un déficit nutricional mayor que el de la población general. El estrés o los traumatismos que los propios dientes pueden producir sobre la lengua y mucosas al apretar también favorecen la aparición de aftas.

Si padeces fibromialgia y después de leer nuestro artículo, todavía tienes dudas y necesitas ampliar información, no dejes de hacer una consulta a tu dentista. En Clínica Dental Couce atenderemos encantados todas tus dudas.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Categorías

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las "cookies" de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information